domingo, 17 de julio de 2016

Aston Martin y Red Bull presentan el AM-RB001 Concept


Diseñado por Adrian Newey, el AM-RB001 es un superdeportivo de fibra de carbono pensado para ofrecer elevadas dosis de desempeño en carretera y pista, cuyo primer prototipo funcional será presentado a finales del año que viene, mientras que los clientes finales tendrán que esperar a principios de 2019 para poder poner sus manos sobre el volante.

Sus creadores aseguran que el AM-RB 001 será muy ligero, ya que está construido sobre una estructura de fibra de carbono, al mismo tiempo que la mayor parte de la carga aerodinámica se genera gracias a su fondo plano y al trabajo aerodinámico bajo el suelo, prescindiendo por completo del alerón posterior.

En torno a las ruedas hay unos huecos de grandes dimensiones, que se aprecian a los laterales y en el frontal, destinados a canalizar el aire, mientras que en la parte posterior se destaca la salida de escape central, semejante a la de un Fórmula 1. Solamente se ha empleado una pieza de aerodinámica activa en la parte posterior. 

En el plano técnico, Newey también fue responsable del diseño de las suspensiones y de la transmisión, las cuales han sido desarrolladas por Red Bull Advanced Technologies, con el objetivo de lograr un vehículo que combinara la capacidad de lograr grandes cargas aerodinámicas a altas velocidades, al mismo tiempo que un aceptable confort y capacidad de uso en carretera. Los frenos de disco serán carbocerámicos y su cabina será muy similar a la de un monoplaza de F1.

Para su propulsión, será empleado un motor atmosférico V12 unido a algún tipo de esquema híbrido, que estará situado en posición central-trasera. Si bien por el momento Aston Martin no ha brindado sus especificaciones, adelantaron que aspiran a una relación potencia-peso de un caballo por kilogramo, mientras que el peso del superdeportivo debería situarse en los 1.000 kg, lo cual da a entender que la planta poder deberá entregar alrededor de 1.000 HP.

Este modelo será producido en Gaydon, de forma casi artesanal por los trabajadores más expertos de Aston Martin y solamente se harán 150 unidades, además de unos 25 autos con especificaciones de competencia, cuyas prestaciones serán similares a las de los autos de la categoría LMP1.



COMENTARIOS